Cielo, tierra, infierno.

11 Jun

Érase una vez Candy y Dan. Todo era muy acalorado aquel año, la cera se derretía en los árboles, él se subía a los balcones, se subía a todo, hacía lo que fuera por ella. Pobre Dan, miles de pajarillos adornaban su cabello, todo era dorado. Una noche la cama ardió. Él era guapo, y un delincuente muy bueno. Vivían a base de sol y chocolate. La tarde era de un placer extravagante, con Dan el intrépido. Pero Candy se perdió, se perdió en los últimos rayos de sol que cruzaban el día como tiburones. “Esta vez quiero probarla a tu manera”, ella perdió el control. “Irrumpiste en mi vida y me gustó, nos revolcamos en el fango de nuestra felicidad y yo estaba empapada de rendición”. Entonces hubo una separación de las cosas, y la tierra se quedó a oscuras. Eso no era lo que buscaban, y jamás volvieron a dormir. Además del monstruo en la piscina y el armario, está en la naturaleza ver ladrar a gatos y a pollos y a todo lo que se mueva. Miraban por todas partes. “A veces te detesto durante mucho tiempo”. No era esa su intención. Madre de la tristeza, ángel de la tormenta, has hecho cosas, prometiste, apuntaste al cielo, demanda, oferta. “Mírame, ¿dónde estabas tú cuando todo se fastidió? Como los pájaros, te fuiste volando a otra parte”. Já, jodidamente já. Un jarrón de flores junto a la cama, nervios, amor, ira, ella le hizo una brecha en la cabeza y otra en el corazón. Sobre el respaldo de la cama él volvió, y su corazón latió como un tambor de vudú. “Me quedaré contigo para siempre”. Este es el secreto más profundo que nadie conoce, la raíz de la raíz y el brote del brote y el cielo del cielo de un árbol llamado vida, que crece más de lo que el alma pueda esperar o la mente ocultar. Es la maravilla que mantiene las estrellas separadas. Y así fue, así fue como se dispersaron en el viento. El mundo estaba lleno de nuevos conceptos sorprendentes, pero él no podía pensar, no podía respirar, esperaba que ella volviera, porque ella lo era todo, ella lo era todo para él. “Yo no quería arruinar la vida de Candy, sólo quería mejorar la mía. Queríamos compartirlo absolutamente todo, sobre todo los mejores momentos. ¿Quién no lo haría?”. Al final, ella se levantó y se fue. Fin.

Anuncios

La absenta hace que se acelere el corazón.

11 Jun


“Roma arde” – dijo mientras se servía otra copa – “Y sigo hundido hasta las rodillas en un río de mujeres”
“Aquí llega” – pensó Ella – “otra diatriba empapada en whisky sobre lo maravilloso que era todo en el pasado. Y sobre como nosotras, pobres almas perdidas, nacimos tarde para ver a los Stones o para esnifar coca como ellos en el Estudio 54. Parece que nos hemos perdido todo aquello por lo que merece la pena vivir”

Y lo peor de todo era que Ella estaba de acuerdo con Él.

“Aquí estamos” – pensó Ella – “en la cima del mundo, en el límite de la civilización occidental. Y estamos tan desesperados por sentir algo, cualquier cosa, que seguimos chocando unos contra otros y jodiéndonos el camino hasta el fin de los tiempos”

Rich.

10 Jun

 

¿Qué hace la gente en las obras de Shakespeare cuando están todos jodidos, cuando están atrapados? ¿Cómo lo solucionan? A lo mejor las historias son solo historias o quizás.. podemos hacer de nuestra vida una historia.

La chaqueta metálica.

10 Jun

Curiosidades:

– La película fue prohibida en Vietnam.

– Clint Eastwood iba a ser el sargento Hartman pero Clint se negó por la dureza del personaje.

– El veterano de Vietnam Lee Ermey fue contratado como asesor militar pero como hacía su papel mejor que el actor al que instruía, Kubrick le pidió que
interpretara al sargento instructor, pues se bastaba con hacer de sí mismo.

– Para construir el set de rodaje de la ciudad de Hue, en una fábrica
abandonada de Beckton, se trajeron 200 palmeras de España y 100.000 plantas
tropicales de Hong Kong.

– Primero el padre y después la madre de Kubrick fallecieron durante la
producción, pero éste no interrumpió el rodaje.

Las 100 mejores bandas sonoras originales de películas.

10 Jun

Haz click aquí.

Detalles.

9 Jun

Al final lo son todo.

House.

9 Jun

Paciente: Quiero morir con un poco de dignidad.

House: Eso no existe. Los cuerpos se deterioran; a veces a los noventa, a veces antes de nacer; pero siempre sucede sin un atisbo de dignidad. No importa si no puedes andar, ver o limpiarte el culo. Siempre es horrendo, siempre. No se muere con dignidad, se vive.